5 ago. 2014

Entrevista a Mariela Saravia

Se dice que no hay historias originales, que todo lo que se debía escribir ya se escribió, que todas las historias ya se han contado… ¿cómo entiendes la originalidad en tus escritos?
Creo que la originalidad empieza desde que se despierta ese deseo por crear una nueva historia; ¿Qué importa si el argumento es similar a otros ya existentes? Nadie va a descubrir el agua tibia, pero siempre hay algo o más cosas que le dan ese toque especial a tu historia. Las características de los personajes, las situaciones, la época en la que desarrolles tu novela. En mi caso, siempre trato de escribir eso que deseo contar sin tapujos y sin miedo a darle bola a esa voz “¿funcionará o no funcionará?” aunque claro, en muchos casos es inevitable silenciar esa intermitente inseguridad que nos aflora antes, durante o después de terminar nuestro libro. Pero debemos recordar que escribir un libro, es un experimento, además de un reto que te propones cumplir. 

No hay libro más emblemático sobre el amor que Romeo y Julieta, una frase preciosa de Shakespeare dice: “No sé si mi mano podrá expresar lo que mi corazón siente.” ¿Qué concepto del amor reflejan tus novelas?
No puedo considerarme una chica rosa, a pesar de que me encanta el romance y las fantasías de amor. Soy más de escribir drama romántico o thrillers de romance. Mis novelas románticas reflejan ese amor maduro, ese derecho que todos tenemos de volver a amar, sin importar la edad o la situación vivida. Trato de no enfocarme en estereotipos románticos, sino de ser lo más libre y natural posible. Me gusta que el lector se empatice con los personajes, que sienta sus vidas, ambientes y situaciones. En fin, trato de reflejar el amor de forma más realista, un poco dramático, pero siempre poniendo esa magia romántica, que a todos nos gusta y calienta el alma. 

¿Te gusta el cine? Hay una escena en V de Vendeta donde el personaje principal dice: “Hay una cara bajo esta máscara pero no soy yo. No soy esa cara más de lo que soy los músculos debajo de ella o los huesos de más abajo.” ¿Puedes decirme cuanto de tu persona hay tus novelas?
Creo que muchas de mis novelas además de ser invención propia, respecto a una idea que se me ocurre, también en ellas va mucho de mí. Unas reflejan mis temores pasados, presentes y futuros. Otras mis sueños sin cumplir o mis fantasías inciertas. Otras tantas, son un camino para cerrar un círculo inconcluso. Trato de echar mano de todo lo que esté a mi disposición y sobretodo, trato de enfocarme bastante en los sentimientos de los personajes, pues para mí las emociones de ellos, serán las reacciones del lector. 

Los personajes masculinos son todo un reto, cómo reflejar el pensamiento masculino en una novela, Carmen Maura en Mujeres al borde de un ataque de nervios, decía: “Es más fácil aprender mecánica que psicología masculina. Una moto puedes llegar a conocerla, a un hombre jamás.” ¿Cómo diseñas los hombres de tus novelas?
Me encanta esta pregunta, porque siempre he querido hacer de protagonista masculino en mis novelas y no lo logro. Pero mis personajes masculinos en las novelas, siempre son personajes secundarios lo cual no significa, menos importantes. Unos son caballerosos, sensuales, detallistas y claro, muy atractivos. Otros son un tanto especiales (violentos, mujeriegos, etc). Me gusta experimentar, no quedarme siempre en perjuicios y estereotipos sociales. 

Seguro alguna vez escuchaste esto: “Las monjas también pueden colgar los hábitos... o levantárselos.” Es una linda excusa para preguntarte, ¿cómo ves el erotismo de las novelas románticas?

Para mí el erotismo es la base de la pareja en una novela romántica. No puedo contemplar la consumación del amor y el enamoramiento, de dos personas cuyas vidas pasaron por situaciones muy variopintas y que no haya entre ellos uno o más encuentros pasionales. Claro que el erotismo va muy ligado al romance y a la pasión, y es cada autor el que lo plasma como mejor le parezca. Unos lo pondrán más explícito que otros, despertando en el lector rubores y sensaciones, otros lo expondrán de forma más poética y sublime. En todo caso, el erotismo siempre debe ser parte entrañable de la pareja y más si escribimos romance.

6. “Codiciamos lo que vemos cada día.” ¿qué meta te has propuesta como escritora? ¿A quién admiras?, en definitiva: ¿qué codicias cada día como autora?
Tengo varias metas como autora, la primera de ellas era escribir varios subgéneros del romance y lo he logrado. La segunda meta es que varios lectores, se interesen en mis libros y les den la importancia que yo les he dado cuando los escribí; y como última meta diría que en un futuro, me gustaría ser una escritora reconocida. No hablo de recibir galardones y fama, sino que mis libros sean indispensables en las bibliotecas de los lectores. Quiero que mis libros sean reconocidos, sobretodo verdaderamente disfrutados. 

Cómo autora seguro estás en contacto con nuevas autoras que preguntan y se interesan por tu tarea. “No conseguirás conmover otros corazones si del corazón nada te sale.” Decía el Fausto de Goethe. ¿Qué le dices a una autora novata, qué consejos le das? 
Me gusta ayudar, soy una mujer bastante colaboradora y más si se trata de tender la mano a colegas de mi campo. Le diría que escriba por placer y deleite, que no se afane por lograr el éxito de la noche a la mañana, de lo contrario perderá el interés y ese amor por escribir. Segundo le diría que antes de publicar su libro, averigüe muy bien sobre la mejor forma de publicación, la que mejor le convenga y finalmente, que siempre mantenga su humildad como persona y artista, pues ser humildes abre más puertas que la arrogancia. 

Gracias por responder y no olvides: “Hay besos que producen desvaríos de amorosa pasión ardiente y loca, tú los conoces bien son besos míos inventados por mí, para tu boca, mi querida lectora.”

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

TU COMENTARIO NOS AYUDA A CRECER