11 ago. 2014

Entrevista a Itxa Bustillo

Se dice que no hay historias originales, que todo lo que se debía escribir ya se escribió, que todas las historias ya se han contado… ¿cómo entiendes la originalidad en tus escritos?
Con el hecho de que no se parece a nada de lo que se haya leído anteriormente y es algo que me impuse desde que comencé a escribir además de que ya me lo han dicho, es una meta y creo que también un logro, hasta el momento nadie ha dicho: “Es una copia de…” o “Se parece mucho a…” y eso me halaga, me gusta informarme, prepararme y estudiar los escenarios y las situaciones que quiero para mis historias, me gusta retar al lector a que encuentre similitudes en mis letras, sé que difícilmente lo van a encontrar.

No hay libro más emblemático sobre el amor que Romeo y Julieta, una frase preciosa de Shakespeare dice: “No sé si mi mano podrá expresar lo que mi corazón siente.” ¿Qué concepto del amor reflejan tus novelas?
No me considero romántica y el escribir romance es un poco difícil para mí pero cuando lo hago creo que está muy claro, me gustan las cosas de a poco, sutilmente, el romance debe nacer y cultivarse, puede ser el “amor a primera vista” pero no “al primer sexo” como muchas novelas lo reflejan, el romance debe de ser algo creíble, una atracción, una relación que debe crecer, en mi caso eso es lo que me gusta, porque a medida que escribo y llevo el asunto de a poco yo misma comienzo a enamorarme, es entonces donde siento que puede ser creíble, me gusta tejer situaciones que los envuelvan a ambos y paulatinamente los vaya uniendo, para mí el amor no es que “hoy te conocí y en la noche te pruebo” creo que el amor y la calentura por lo sexual se ha malinterpretado, en la vida real el amor no surge de una noche loca de sexo, es por eso que yo prefiero hacerlo más creíble, el amor en mis novelas es sutil pero apasionado cuando llega el momento, se refleja y la fuerza de ese sentimiento se logra transmitir a las que se consideran románticas, yo prefiero transmitir más romance que erotismo.

Te gusta el cine? Hay una escena en V de Vendeta donde el personaje principal dice: “Hay una cara bajo esta máscara pero no soy yo. No soy esa cara más de lo que soy los músculos debajo de ella o los huesos de más abajo.” ¿Puedes decirme cuanto de tu persona hay tus novelas?
Es difícil decirlo, no sabría decir si mucho o poco, pero de que hay una personalidad no hay duda, en mi caso seguramente sería el sentimiento, las autoras dejamos parte de nuestra esencia en nuestros escritos, incluso muchos dicen que los escritos reflejan mucho de su autora, de sus deseos y fantasías y tantas otras cosas, en mi caso yo escribo porque me encanta hacerlo, pero creo que tendría que medir en una balanza que tanto hay de mí en mis obras, algo que si puedo decir es con respecto a la música que comparto, hay mucho de mí.

Los personajes masculinos son todo un reto, cómo reflejar el pensamiento masculino en una novela, Carmen Maura en Mujeres al borde de un ataque de nervios, decía: “Es más fácil aprender mecánica que psicología masculina. Una moto puedes llegar a conocerla, a un hombre jamás.” ¿Cómo diseñas los hombres de tus novelas?
No es sencillo, creo que los hombres de los libros son un reflejo de los que se gustaría conocer, hay un típico modelo del hombre perfecto, de ese que se tiene en la cabeza pero que no existe en la vida real, entonces se crea en las letras y a medida que se va desarrollando va adquiriendo una personalidad (dependiendo de la trama de la novela y como la misma autora lo quiera) yo tengo muchos en mis obras, todos muy diferentes, siempre hay uno que se quiere más que a otro pero no dejan de ser especiales a su modo, en lo personal no es fácil para mí crear un personaje masculino y más aún que sea capaz de enamorar a la lectora (una cosa es que me guste a mí) pero no sé si le va a gustar a las demás, total a quien le tiene que gustar es la protagonista del libro (risas).

Seguro alguna vez escuchaste esto: “Las monjas también pueden colgar los hábitos... o levantárselos.” Es una linda excusa para preguntarte, ¿cómo ves el erotismo de las novelas románticas?
Como decía anteriormente creo que algunas cosas se han malinterpretado, el erotismo en la novela romántica no me parece mal siempre y cuando no rebase los límites y es lo que pasa. Yo he dado mi opinión muchas veces en cuanto a esto, pero creo que cuando las escenas eróticas van mucho más allá, cuando resulta ser tan vulgar y chocante al grado de producir asco creo que debería surgir la pregunta. ¿Es esto romántico? Obvio en el sexo todo se vale pero al llevarlo a las letras debería de haber más cuidado, yo siempre he dicho que si hay más romance que sexo entonces es una novela romántica pero si hay más sexo página, tras página y todo el libro se la lleva dando vueltas en eso y a duras penas y muestra cómo son los personajes y su entorno creo que ya debería de estar catalogada de otra manera, un escrito bien equilibrado entre romance y erotismo puede llegar a ser una lectura grata siempre y cuando lo segundo no llegue a lo porno.

“Codiciamos lo que vemos cada día.” ¿qué meta te has propuesta como escritora? ¿A quién admiras?, en definitiva: ¿qué codicias cada día como autora?
Mi meta es ser leída, no sería escritora de no tener lectoras, cualquiera puede leer un libro y dar su opinión, pero que de repente te digan que tu historia es hermosa, que se queda en el corazón, que tiene personajes que enamoran y que merece leerse y re-leerse eso me llena de satisfacción, no tengo un modelo de persona a quien admirar en el mundo de las letras, lo único que quiero es ser leída, que mis historias se conozcan y que la disfruten tanto como yo lo hice al escribir.

Cómo autora seguro estás en contacto con nuevas autoras que preguntan y se interesan por tu tarea. “No conseguirás conmover otros corazones si del corazón nada te sale.” Decía el Fausto de Goethe. ¿Qué le dices a una autora novata, qué consejos le das? 
Cuando alguien me pide mi opinión o consejo sobre algo yo soy muy franca si sé de lo que hablo, no se trata de ser pesimista pero es mejor hacer ver la realidad de las cosas y no engañar a las personas, a una autora novel hay que hablarle con la verdad para que sepa qué terreno pisa, yo hubiera querido que alguien me hubiera dicho desde el principio muchas cosas para ahorrármelas pero de todo se aprende y ayuda a crecer, la autora novel debe de vestirse de tenacidad para continuar y para enfrentarse a tantas cosas, debe de ser valiente y humilde para aceptar críticas y opiniones, sacar lo mejor, lo que pueda aprender y crecer, hacer oídos sordos a lo malo y creer en ella misma, en sus sueños y en su capacidad de dar lo mejor de ella en sus historias, seguir adelante por una meta establecida no para complacer a todo el mundo.

Gracias por responder y no olvides: “Hay besos que producen desvaríos de amorosa pasión ardiente y loca, tú los conoces bien son besos míos inventados por mí, para tu boca, mi querida lectora.”

1 comentario:

TU COMENTARIO NOS AYUDA A CRECER