27 ago. 2014

Entrevista a Grace Lloper

Se dice que no hay historias originales, que todo lo que se debía escribir ya se escribió, que todas las historias ya se han contado… ¿cómo entiendes la originalidad en tus escritos?
Como dijo Carl Gustav Jung (psicólogo y psiquiatra suizo), “Todos nacemos originales y morimos copias”. La originalidad a mi criterio se traduce en no dejarse llevar por las influencias del entorno. Si quieres evitar la mediocridad de lo existente, toma otros caminos porque los que conoces te llevarán al mismo lugar que a los demás.
Originalidad en este caso es esta entrevista… ¿cómo evitar el sentimiento de que lo que tienes que responder no podrá superar a la genialidad de las preguntas? (risas)

No hay libro más emblemático sobre el amor que Romeo y Julieta, una frase preciosa de Shakespeare dice: “No sé si mi mano podrá expresar lo que mi corazón siente.” ¿Qué concepto del amor reflejan tus novelas?
Si Shakespeare hubiera vivido en nuestra época la frase sería “No sé si mi teclado podrá expresar lo que mi corazón siente”. En cierta medida mi teclado es muy mentiroso, o quizás… demasiado sincero. Mentiroso porque el concepto de amor reflejado en mis novelas no existe y sincero porque eso es lo que me gustaría que existiera si no considerara al amor una utopía. Desde que nacemos nos dicen que el amor mueve montañas, y al crecer la mayoría nos damos cuenta de lo poco realista que resulta esta afirmación, a pesar de que en algún momento lo experimentamos y creemos que será eterno. Pero seguimos insistiendo y al final, casi todos buscamos lo mismo: un poco de romance, aunque sea instantáneo. Eso es exactamente lo que reflejan mis novelas, lo que yo quiero trasmitir. Solo momentos: de felicidad, de pasión, de entrega, de alegría, de compromiso. Siempre, por supuesto… con un final feliz, como debe ser.

¿Te gusta el cine? Hay una escena en V de Vendeta donde el personaje principal dice: “Hay una cara bajo esta máscara pero no soy yo. No soy esa cara más de lo que soy los músculos debajo de ella o los huesos de más abajo.” ¿Puedes decirme cuanto de tu persona hay tus novelas?
Ilusiones ostensibles: ¿Somos lo que mostramos? ¿Mostramos lo que somos? En mi caso varía. La respuesta sería “sí y no”. Mis personajes son ficticios, no son novelas autobiográficas, por lo tanto lo que les ocurre a los personajes no siempre me ha ocurrido a mí, pero en esencia creo que las reacciones de mis personajes femeninos tienen mucho de mi persona. No puedo “crear” una heroína tonta y sumisa, antes de empezar el libro ya le hago una lobotomía Y en cuanto a los personajes masculinos los creo como a mí me gustaría que fueran los hombres. Entonces… ¿cuánto de mí hay en mis escritos? Todo… y nada.

Los personajes masculinos son todo un reto, cómo reflejar el pensamiento masculino en una novela, Carmen Maura en Mujeres al borde de un ataque de nervios, decía: “Es más fácil aprender mecánica que psicología masculina. Una moto puedes llegar a conocerla, a un hombre jamás.” ¿Cómo diseñas los hombres de tus novelas?
Sinceramente no estoy de acuerdo con Carmen Maura, creo que los hombres son muy simples y sencillos de entender. Son lineales, no tienen muchas vueltas, ni siquiera a la hora de hacernos sufrir. Las mujeres somos mucho más complejas sin duda alguna (pobre de ellos). Y sobre la pregunta, creo que ya la contesté en la respuesta anterior: los hago como a mí me gustaría que fueran, o sea… no existen ni existirán. En este momento justamente me encuentro en una encrucijada, tengo una nueva serie llamada “Santuario de Colores”, el primer libro “Dibújame” lo escribí en primera persona bajo el punto de vista de la protagonista femenina (compleja, cambiante, caprichosa). La segunda parte “Píntame” es bajo la visión del personaje masculino, y la verdad me está sacando canas verdes, porque si lo hago tan sicológicamente complejo como yo quisiera… Phil sería definitivamente GAY.

Seguro alguna vez escuchaste esto: “Las monjas también pueden colgar los hábitos... o levantárselos.” Es una linda excusa para preguntarte, ¿cómo ves el erotismo de las novelas románticas?
¿Leíste algún libro mío? (me muero de risa) Todos son eróticos, ya sean históricos, contemporáneos, entre parejas heterosexuales, entre hombres o entre mujeres… siempre, siempre hay erotismo. Ya incursioné en todos los sub-géneros de la novela erótica. Como dicen por ahí “amor sin beso es como comer un tallarín sin queso”, yo cambio “beso” por “sexo”, no concibo una novela romántica sin erotismo, me aburre. En ese caso prefiero ver películas antes que leer.

“Codiciamos lo que vemos cada día.” ¿qué meta te has propuesta como escritora? ¿A quién admiras?, en definitiva: ¿qué codicias cada día como autora?
No “codicio”, busco. Y no admiro a nadie en particular, no tengo ídolos, pero si respeto a muchas personas, no soy de adorar a nadie a menos que sean hombres famosos, solo para mirarlos y deleitarme. Sobre mis metas, lo que he conseguido es mucho, muchísimo más de lo que alguna vez aspiré. Lo mío es un juego, un hobby divertido. Grace es tan volátil que no hace muchos planes para el futuro. Grace vive el momento, el día a día. Llevo cuatro años en esto: doce libros y cuatro antologías, pienso que en unos años duplicaré ese número, eso espero porque las historias siguen bullendo en mi cabeza. Pero me conozco, y sé que el día que este mundo de la literatura ya no me divierta, doy vuelta la página y a otra cosa, mariposa. Eso no me hace inconstante, sino simplemente enamoradiza. No me gustan los compromisos a largo plazo, por eso soy soltera… por vocación y convicción, aunque tengo un hijo a quien adoro, él es mi único compromiso.

Cómo autora seguro estás en contacto con nuevas autoras que preguntan y se interesan por tu tarea. “No conseguirás conmover otros corazones si del corazón nada te sale.” Decía el Fausto de Goethe. ¿Qué le dices a una autora novata, qué consejos le das? 
Me encanta ayudar a quienes empiezan, y soy firme creyente de la frase de Michael P. Watson: "Strong people don't put others down, they lift them up" (Las personas fuertes no intimidan a otros, las elevan). ¿Qué consejo puedo darles? Que perseveren, nada se consigue de la noche a la mañana. Dedicación y amor a lo que haces es la clave para todo. Y si llegan arriba, nunca se olviden cómo empezaron y quiénes los ayudaron a escalar. La cooperación es un arma importante, olvídense de los celos, ayuden a otros y serán recompensados.

Gracias por responder y no olvides: “Hay besos que producen desvaríos de amorosa pasión ardiente y loca, tú los conoces bien son besos míos inventados por mí, para tu boca, mi querida lectora.”
Gracias a ti por las preguntas, muy interesante entrevista. Y hermosa conclusión, aunque yo agregaría: “Yo te enseñe a besar: los besos fríos | son de impasible corazón de roca, | yo te enseñé a besar con besos míos | inventados por mí, para tu boca.” (La Rosa Púrpura; Gabriela Mistral)
Besos cálidos para todos…

2 comentarios:

  1. Como siempre Grace tiene un gran sentido del humor, sigue así, hay que reír más y llorar menos!!!

    ResponderEliminar
  2. INTERESANTES PREGUNTAS, MUY BIEN GRACE, ERES LA MEJOR. BESOS. Tati

    ResponderEliminar

TU COMENTARIO NOS AYUDA A CRECER